Pasto en rollo

El pasto es rollo suele ser de excelente calidad, está libre de malezas y puede despliegarse fácilmente. Es perfecto para cualquiera que desee el efecto inmediato de un césped liso y sano en poco tiempo. Puede conseguirse en tiendas especializadas de jardinería y viveros.

Pasto en rollos

Hierba en rollo

Los rollos pueden comprarse de distintas medidas, no obstante, uno de los más comunes es de aproximadamente 3 metros de largo. Si tienes un suelo pobre o infértil, se aconseja utilizar una capa delgada de tierra vegetal enriquecida y mezcla de abono.

Beneficios del pasto en rollo

  • Máxima calidad, hierba libre de malezas y con un buen césped denso.
  • Mezclados especialmente para resistir situaciones domésticas.
  • Fácil y rápido de instalar. Crece enseguida, días después de la puesta.

Si quieres poner en un césped nuevo, porque el existente está lleno de maleza o está cubierto de musgo, debes tener en cuenta que uno nuevo también podría verse afectado por estas condiciones con el paso del tiempo. El césped está simplemente respondiendo a las condiciones del suelo.

Las malas hierbas podrían estar en el césped actual, por el simpre hecho de que este no esté bien cuidado. También podría ser debido a que no ha sido bien mantenido, y las malas hierbas han ganado un punto de apoyo. Dientes de león, tréboles y otras hierbas puede aparecer en el césped si no se cuida. Los tréboles y margaritas por ejemplo, no están tan mal vistos. De hecho, existe un tipo de césped que está hecho con una mezcla de semillas entre las que se incluyen margaritas. Es el césped japonés.

Cómo colocar el pasto en rollo

Calcula el área de tu césped. Añade un 5-10% adicional por si acaso ocurren errores en la medición o por si estropeas algo de césped mientras lo colocas. Cuando compres el césped compra también tierra vegetal adicional o una zona de raíces para mejorar el futuro rendimiento del pasto y ahorrar en viajes a la tienda (o gastos de envío si compras por internet).

Si tu césped tiene dientes de león u otras malezas pulverizalo dos semanas antes de colocar el pasto en rollo. Si no deseas utilizar un herbicida, cubre el césped con un plástico negro durante al menos cuatro semanas. De esta manera, las malas hierbas morirán sin utilizar productos químicos. Cuando las malas hierbas hayan desaparecido destapa la zona. Ya puedes comenzar a cultivar tu nuevo césped.

hierba en rollos

Primero retira cualquier residuo de malas hierbas, raíces o piedras grandes. Si hay una gran cantidad de piedras, puedes enterrarlas en un hoyo profundo. No enterrar la materia orgánica como las raíces, ya que dará lugar a que vuelvan a nacer (por las semillas).

Nivelar el área si tiene una gran inclinación.

Aplicar una capa de zona de raíces (mezcla de arena y tierra) a una profundidad de 4-6cms, y asegurarse de que está llano y compactado de manera uniforme. Si el suelo está mojado o el tiempo es húmedo, una capa muy delgada de musgo de turba ayudará a absorber la humedad.

Comenzar a colocar la hierba. Comienza en el rincón más alejado, y comienza a desenrollar. Te cuidado de no pisar el nuevo césped ni dejar que se superpongan unos sobre otros ni que haya huecos. Recorta el extremo sobrante de cada rollo con un cuchillo afilado. Puede que resulte más fácil de hacer esto al final del trabajo, haciéndolos todos a la vez.

Es importante asegurarse de que la superficie superior está exactamente al mismo nivel porque así la siega será fácil y no habrá zonas peludas o con calvas.

Si pones el césped entre el otoño y la primavera, hay poca necesidad de regarla. Sin embargo, si se está en períodos de sequía es mejor regarlos. Si pones el césped en verano, tener mucho cuidado y regar desde el mismo día 1. Si no, se puede secar muy rápidamente y tardar demasiado en echar raíces.

No pisar el césped durante un par de semanas.

Si la hierba se seca, no te desesperes. Casi siempre se recupera y es muy indulgente.

Después de un par de semanas cortar el césped, pero solo ligeramente. También podrás hacer ya uso de él, es decir, pisarlo si es necesario pero tómalo con calma al principio. A partir de ahora, lo puedes tratar como cualquier césped, pero no lo cortes demasiado bajo en los primeros días.