Césped Japonés

El césped japonés es una mezcla de césped y semillas de diferentes flores que se utilizan como decoración de jardines. De esta manera, de dota a la hierba de un aspecto más colorido, incluyendo otros colores además del verde. La altura que puede llegar a alcanzar el césped japonés de aproximadamente 30-50 centímeotros. Debe plantarse de abril a junio para que florezca de junio a octubre.

Césped Japonés

Características del césped japonés

El césped japonés suele plantarse en sitios en los que no se corte o se corte poco el césped ya que si se cortase a menudo, las flores que florecieran, serían cortadas y el objetivo de este tipo de céspd (dar color) quedaría anulado.

Las semillas de este tipo de césped puede utilizarse solas o conjuntamente. Es decir, se pueden emplear para integrarse con el césped ya existente o por sí solas. Allá donde se siembre, aparecerá el color y dotará a la extensión de un carácter alegre y primaveral. Las semillas pueden plantarse durante todo el año, pero se aconseja hacerlo de abril a junio. No es necesario plantarlas a mucha profundidad sino que puede hacerse superficialmente. La floración de las semillas tarda dos meses aproximadamente y es durante todo el año.

Otra de las características de este tipo de pasto es que se distribuye de manera uniforme por la superficie. Logra crear una cubierta vegetal contínua sin "calvas" o zonas vacías. Se suele plantar en zonas en las que se practican deportes, en jardines particulares y zonas rústicas.

Mantenimiento del césped japonés

Este tipo de césped requiere poco mantenimiento. Para comenzar, como ya se ha explicado anteriormente, no es necesario cortarlo frecuentemente (y de hecho es mejor). Su composición lo hace muy resistente a la sequía por lo que, aunque se recomienda regarlo, en caso de que haya época de escasez de agua, el césped puede sobrevivir.

El césped o prado japonés es perfecto para climas cálidos por lo que, se utiliza mucho en zonas de climas medios, tropicales o mediterráneos. Las épocas más frías hacen mella en el cultivo de manera que el color verde tiende a hacerse más amarillo y algunas de las flores desaparecen. No obstante, esto no debe ser motivo de preocupación pues, con la llegada de la primavera, el césped volverá a lucir como el primer día.

Caracteristicas del césped Japonés

Estética del prado japonés

Este tipo de pasto es uno de lo que se considera más bellos para los jardines. Su carácter estético es muy amplio pues, no solo aporta el color verde global a la zona, sino que lo amplía con colores inimaginal¡bles. Es un césped sobrio y elegante pero a la evz natural. Aporta color, vida y alegría los jardines sin prácticamente necesitar mucho cuidado.

Composición del césped japonés

Como ya se ha mencionado, hay que tener en cuenta que el césped japonés no está creado por una sola semilla, sino por una mezcla de ellas. Esta variedad de semillas que incluyen césped y flores, supone una gran variedad de colores. Entre las semillas que lo conforman, se encuentran las margaritas, las amapolas, las dragonarias y otras flores. El resultado es un jardín de colores increíbles: amrillos, blancos, rojos, verdes... sin duda un pasto precioso en el que las flores son las protgonistas.