Cómo sembrar césped

La plantación (o siembra) de un césped no es difícil y se puede hacer con éxito por cualquier persona. Si quieres plantar semillas de césped, sigue estos cinco sencillos pasos para obtener los mejores resultados.

Comprar la mejor semilla de la hierba

consejos sobre como sembrar césped

Un gran césped sólo se puede cultivar con una gran cantidad de semillas de la hierba pero sobre todo, con una de buena calidad. Para encontrar una semilla de pasto de alta calidad puedes preguntar a tu especialista en la tienda de jardinería. Él conocerá las mejores marcas del mercado y te ayudará a elegir una buena.

El mejor momento para iniciar la siembra del césped, es justo antes de la temporada en la que la hierba tiene un crecimiento más vigoroso. En primer lugar, es necesario determinar el tipo de hierba que crece mejor en tu clima. Para saber esto puedes preguntar en tu tienda de jardinería más ceracana.

Para céspeds de estación fría (que crecen mejor en el otoño, primavera y, en algunas zonas, invierno), la mejor época para plantar es a finales del verano a principios del otoño. En esa época del año, el suelo está todavía lo suficientemente caliente para la germinación rápida, y las plantas de la hierba jóvenes tienen toda la próxima temporada de frío para establecerse.

Principios de la primavera es el segundo mejor momento para iniciar un césped de temporada fría de la semilla. La hierba joven tiene menos tiempo para establecerse antes de la llegada del clima caliente, pero los resultados suelen ser satisfactorios, siempre y cuando se inicie la siembra a tiempo.

Pastos de estación cálida se plantan a finales de primavera. En ese momento, el tiempo sigue siendo lo suficientemente leve como para que pueda obtener el césped, pero el calor del verano y el crecimiento más vigoroso están a la vuelta de la esquina.

Preparados, listos, crecer

El suelo está listo, el sitio está a nivel, y el sistema de riego está en su lugar: ahora puedes plantar las semillas.

Asegúrate de que ha configurado correctamente el tipo de esparcido de semillas de siembra. (Puedes consultar las instrucciones del fabricante, pero muchas veces, el esparcidor tiene la información necesaria impreso en ella).Pon la mitad de las semillas en el esparcidor. Coloca la primera mitad de las semillas caminando en una dirección y luego estiende la segunda mitas entrecruzando a medias de la primera dirección. Este patrón asegura una cobertura uniforme.

No te olvides de usar un fertilizante arrancador. Los fertilizantes de arranque son altos en fósforo y nutrientes, que es esencial para las plantas.

Si vives en una zona ventosa, donde los golpes de viento son comunes, puedes suavemente rastrillar el jardín sólo ligeramente para hacer surcos poco profundos y cubrir la semilla. No los hagas muy fuerte para que la semilla no se entierre demasiado.

Cómo sembrar césped

Regar el césped recién plantado

Este puede ser el paso más importante. Con el primer riego, asegúrate de que aplicas suficiente agua para mojar el suelo hasta por lo menos 6 a 8 pulgadas. Aplica el agua con cuidado para que no se mueva la semilla y se aleje de donde se ha colocado o se creen charcos.

Es posible que tengas que regar varias veces en intervalos cortos hasta que la tierra esté completamente mojada. Después de eso. Recuerda, las semillas sólo tienen una oportunidad de germinación. Deja que se sequen, y están muertas.

Espolvorear la tierra ligeramente con una manguera varias veces al día ( )especialmente si hace calor o viento) para asegurarse la germinación en todo el césped. Sin embargo, hay que tener cuidado pues el exceso de agua hace que la semilla se pudra.

Proteger el suelo

Para mantener a los niños, mascotas, o lo que sea de tu césped recién sembrado, rodealo con una cuerda de colores brillantes unido a pequeños palos. Si esto no es suficiente para los perros (en caso de que tengas), entonces tendrás que rodearlo con una vaya metálica de verdad. Esta solución es más cara pero es la única forma de que no se estropee la siembra.

Analiza la cantidad de agua que necesita tu césped una vez haya crecido. Es decir si ves que tarda mucho en secarse, riega un poco menos y si ves que está demasiado seco, aumenta la dosis de agua. Y no solo es importante regar el cesped, también es necesario cortar el césped nuevo cuando alcanza de 3 a 4 pulgadas de alto, dependiendo del tipo de hierba. Corta el césped cuando el suelo esté seco, de lo contrario, es posible rompas el nuevo césped que está creciendo.

También es necesario para hacer una segunda aplicación de fertilizantes cerca de 4 a 6 semanas después de la germinación. Las plantas jóvenes tienen un buen apetito, por lo que no debes saltarte este importante pso de su alimentación. Una vez que la hierba que crece, mantener un césped ecológico puede ayudar a mantener tanto el césped y el medio ambiente sano.